El mantenimiento de motores diesel es fundamental para no tener que acudir al taller con frecuencia y rentabilizar la inversión en este tipo de motores. Tenemos nueve consejos para el mantenimiento de motores diesel. Hay muchas razones por las que los motores diésel son excelentes. Emisiones más bajas, mayor economía de combustible y menos mantenimiento del motor diesel son razones muy populares para elegir tener un vehículo diesel. El hecho de que no necesite realizar el mantenimiento del diésel con tanta frecuencia no significa que deba evitarlo por completo.

 

¿Con qué frecuencia debe realizar un mantenimiento de motores diesel?

 

En este artículo, veremos 9 tips esenciales principales que deberían estar en su lista de verificación de mantenimiento del motor diesel.

 

  1. Limpie el motor

Cuando conduzca su vehículo, su motor se cubrirá con todo tipo de suciedad y grasa. Encontrará suciedad de la carretera, así como aceite y hollín. Habrá tantas cosas ahí que a veces apenas podrá ver su motor.

 

Mantener limpio su motor diésel debería ser esencial. Cuanto más limpio esté su motor, más fácil será detectar cualquier posible fuga de aceite en caso de que surja.

 

Además de esto, si vive en un área donde hay condiciones climáticas más adversas, su motor recogerá mucha humedad de la carretera. Esto podría hacer que el motor se oxidará prematuramente.

 

  1. Reemplace sus filtros de combustible

Debe reemplazar los filtros de combustible como parte del programa de mantenimiento de rutina de su vehículo. Esto debería ser aproximadamente cada 15,000-25,000 km

 

Los motores diesel más nuevos tienden a tener dos filtros de combustible. Debe asegurarse de que ambos se reemplacen al mismo tiempo para garantizar una limpieza óptima.

 

reparaciones caras

  1. Cuide el radiador de su motor

El radiador de su vehículo lo mantiene refrigerado. Lo hace enviando refrigerante a través del motor para que recoja su exceso de temperatura. Una vez caliente, se enfría en el radiador por el aire frío que entra en la parrilla delantera.

 

El aire recién enfriado vuelve al motor y el ciclo continúa.

 

El diesel funciona más caliente que los motores de gas. Esto significa que el radiador en diésel estará sujeto a mayores temperaturas y, como tal, es propenso a sobrecalentarse. Esto puede provocar componentes deformados y fallas en el motor.

 

El cuidado de su sistema de refrigeración es vital. Esto significa usar un líquido de limpieza a través de su sistema de enfriamiento y radiador y llenar su sistema con anticongelante nuevo. Esto debe realizarse cada 65.000-100.000 km.

 

Si nota que se escapan fluidos de color naranja o verde de su vehículo, entonces debe revisar su radiador antes.

 

 

taller confianza en fuenlabrada

 

 

  1. Revise su filtro de aire

Un filtro de aire sucio puede «ahogar» su motor. Esto hace que use más combustible para obtener la potencia que necesita para acelerar. Verifique qué tan limpio está su filtro de aire.

 

En la mayoría de los vehículos, encontrará el filtro de aire debajo del capó dentro de una caja colectora de aire frío rectangular situada hacia la parte delantera del compartimiento del motor.

 

Como regla general, debe intentar cambiar esto cada 20,000 km

 

Si nota una caída en la potencia del motor, un aumento en el desgaste de su motor o una mala aceleración, entonces puede ser porque su filtro de aire necesita ser reemplazado. Esta es una de las prioridades que deberá observar para poder cumplir con el mantenimiento de los motores diesel.

presupuesto sin compromiso talleres galán y gonzález

 

  1. Revise su refrigerante

Verificar el refrigerante en su motor diesel es una tarea vital. Como se mencionó anteriormente, el refrigerante evita que el motor se sobrecaliente.

 

El refrigerante tiende a volverse más ácido con el tiempo. Cuando esto sucede, puede pudrir el resto del sistema de enfriamiento; incluido el radiador.

 

Además de asegurarse de que su refrigerante siempre esté lleno, asegúrese de enjuagarlo y reemplazar el refrigerante cada 100.000 km

 

Si nota que se escapan fluidos de color naranja o verde de su vehículo, entonces debe revisar su radiador antes.

 

  1. Realice cambios de aceite

El aceite en el motor de su vehículo evita que las piezas metálicas se rechinen entre sí. Sin la lubricación adecuada , el motor se dañaría muy fácilmente.

 

Cada 8.000 km debe realizar un cambio de aceite. Si está utilizando su vehículo para una conducción más dura, es posible que desee considerar aumentar la frecuencia con la que realizará los cambios de aceite.

 

  1. Cuide su sistema de escape

El sistema de escape de su vehículo es fundamental para su salud. Preste atención a la regeneración del filtro de partículas diésel (DPF). Esto ocurre cuando las partículas se calientan y se queman y se convierten en cenizas y dióxido de carbono.

 

Si la regeneración ocurre con frecuencia, tendrá que revisar su sistema de escape para encontrar la causa. También debe limpiar periódicamente el DPF para asegurarse de que se eliminen las cenizas.

 

  1. Vigile sus niveles de líquidos

Además de realizar cambios periódicos de aceite y refrigerante, debe vigilar los niveles.

 

Sin suficiente aceite, su motor se paralizará. Sin suficiente refrigerante, su motor se sobre calentará.

 

Además, no olvide rellenar el líquido de lavado. Lo último que desea es quedarse sin líquido limpiaparabrisas cuando tiene una ventana sucia o en un día de nieve.

 

Debe verificar estos niveles en su vehículo cada semana para poder cumplir con el mantenimiento de motores diesel

 

  1. Obtenga más del mantenimiento de su motor diesel con Tuning 

La puesta a punto del motor diésel le ayudará a sacar el máximo partido a su motor. Si no está seguro de cómo llevar a cabo el trabajo especializado necesario para ajustar su motor diésel, reserve su vehículo Talleres GYG y haga que nuestros mecánicos ajusten su motor.

 

El ajuste de su motor garantizará que obtenga el mejor rendimiento de su vehículo. Esto mejorará su potencia, velocidad y consumo de combustible.

 

Adquiera el hábito del mantenimiento de motores diesel

 El mantenimiento del motor diesel es un hábito que debe adquirir. Comience con controles semanales de rutina para asegurarse de que sus niveles de combustible sean correctos y asegúrese de estar atento a su kilometraje para los controles menos frecuentes. 

 

Si cuida su motor diésel, durará mucho tiempo.

taller confianza en fuenlabrada

Deja una respuesta