talleres gyg direccion asistida

Guía sobre la conducción asistida

La llamada conducción asistida, ahora común en los coches de nueva generación, se convertirá en el estándar del futuro, permitiendo una seguridad cada vez mayor en las carreteras y un máximo confort para el conductor. ¿Qué pueden hacer los coches equipados con esta tecnología? ¡Averigüémoslo juntos!

¿Qué es la conducción asistida?

Como su propio nombre indica, la conducción asistida es un tipo de conducción en la que el coche, a través de una serie de sistemas específicos, llamados ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) «ayuda» al conductor, tanto en la conducción como en el aparcamiento, interviniendo de forma autónoma si es necesario.

 

Sin embargo, hay que tener cuidado de no confundirlo con la conducción autónoma (aún por venir), en la que el coche lo hace todo por sí mismo: los sistemas de conducción asistida necesitan la atención del conductor, aunque, como veremos, hacen la vida mucho más fácil.

 

Una pequeña aclaración: los sistemas de conducción asistida menos avanzados, como el ABS y el ESP, existen desde hace mucho tiempo y se instalan de serie en todos los coches, pero mientras tanto la tecnología ha hecho grandes progresos, creando otros nuevos, que ahora veremos juntos.

 

1) Frenado de emergencia autónomo.

Las máquinas modernas son capaces de detectar las distancias de seguridad entre los diferentes coches y reconocer los obstáculos en las aproximaciones rápidas: en caso de distracción, el sistema advierte al conductor y, si éste no reacciona a tiempo, activa los frenos automáticamente.

 

Los sistemas de conducción asistida aún más avanzados son capaces de reconocer a los peatones y los ciclistas, incluso de noche, y evitar los accidentes, a menudo mortales, casi siempre debidos a la distracción.

 

2) Corrección del derrape

Gracias a un sensor óptico, los automóviles equipados con este sistema pueden controlar su posición en la carretera, reconocer los cambios involuntarios de trayectoria (los que se producen sin la activación de las flechas), advertir al conductor con señales sonoras y táctiles y corregir la trayectoria de forma independiente.

 

3) Control de velocidad adaptativo.

Extremadamente útil en el caso de largos viajes por autopista, esta tecnología permite no sólo mantener constante la velocidad fijada, sino modificarla automáticamente en relación con la de otros vehículos, disminuyéndola si es necesario, para luego volver a la velocidad de crucero.

 

Al establecer una distancia de seguridad específica, estos sistemas permiten (gracias a un radar especial) mantenerla constante incluso en caso de visibilidad extremadamente reducida, siendo fundamental para evitar accidentes en caso de malas condiciones meteorológicas.

 

4) Monitoreo del punto ciego.

Al adelantar o cambiar de carril es esencial ser consciente de la posible presencia de otros coches, pero a veces los espejos por sí solos no son suficientes: los coches de nueva generación son capaces, a través de radares específicos, de detectar la presencia de vehículos en puntos ciegos, señalándolos al conductor y, si es necesario, contrarrestando las maniobras en curso, evitando la colisión.

 

5) Asistencia durante el tráfico.

Imprescindible en las grandes ciudades, los coches equipados con esta tecnología son capaces de seguir automáticamente al vehículo que les precede en las colas de tráfico, acelerando, frenando y dirigiendo con total autonomía, lo que facilita mucho la vida de los conductores que se ven atrapados en el tráfico a diario.

 

6) Estacionamiento asistido.

Este sistema, ahora muy extendido, a través de sensores ultrasónicos especiales, guía al conductor durante las maniobras de aparcamiento, tanto paralelas como perpendiculares. Los modelos más avanzados también controlan automáticamente el ángulo de la dirección y ayudan al conductor a salir del aparcamiento, señalando la aproximación de vehículos o peatones no visibles por el espejo, frenando si es necesario.

 

La lista de sistemas de conducción asistida no termina aquí y está destinada a aumentar, ya que es muy útil para aumentar los niveles de seguridad en las carreteras, hasta el punto de que el Parlamento Europeo ha aprobado recientemente la propuesta de hacer obligatorios para todos los automóviles mecanismos como el frenado autónomo y el mantenimiento del carril.

 

 

Descubre todos nuestros servicios y pide cita previa para resolver cualquier incidencia con tu vehículo. Somos tu taller de confianza en Madrid.

Deja una respuesta