Averías de coche frecuentes

5 averías de coche frecuentes que debes conocer

Nuestros mecánicos atienden todo tipo de averías mecánicas, electrónicas o eléctricas. algunas de ellas son más frecuentes que otras. Estas que os detallamos son las que atendemos con más frecuencia:

1) Batería baja o gastada

Todo el mundo habrá ido a buscar su coche, lo pondrá en marcha como siempre y se encontrará con el inconveniente de que no enciende. Los síntomas de una batería baja no siempre son tan graves, y sería bueno prestar atención también a otros pequeños detalles:

  • A veces, el coche tiene dificultades para arrancar, pero luego arranca silenciosamente.

  • Otras veces el testigo de la batería solo se enciende al arrancar el motor y luego desaparece (la central registra una tensión demasiado baja en el momento del arranque, que luego se normaliza).

  • Si nota alguna de estas anomalías, sería bueno no esperar, y hacer que un electricista revisara la batería, para evitar averías en el momento menos oportuno. 

  • El profesional decidirá si la batería solo debe recargarse y reemplazarse porque está demasiado gastada.

problemas con el arranque

2) Embrague defectuoso

El embrague es una parte fundamental del automóvil, ya que permite que el movimiento se transfiera del motor a la caja de cambios, y como todos los componentes mecánicos está sujeto a desgaste y con el tiempo puede fallar, que generalmente se manifiesta de esta manera:

  • Los cambios de marcha se vuelven menos suaves

  • El embrague se rasga o se resbala

  • El pedal es muy duro y, una vez que llega al final de la carrera, sube muy lentamente

  • Las revoluciones del motor aumentan, incluso a velocidad constante, sin pisar el acelerador

Todos estos síntomas nunca deben subestimarse ya que posponer la cita con el mecánico equivaldría a provocar fallos más graves, con mayores costos.

embrague coche

3) Mal funcionamiento de la bomba de combustible

Como su nombre lo indica, la bomba de gasolina se usa para transferir el combustible del tanque del automóvil al motor, por lo que si se descompone, el automóvil se averiará. Para evitarlo, sería bueno prestar atención a los primeros síntomas de su mal funcionamiento:

  • El motor hace ruidos diferentes a los habituales

  • El coche lucha por arrancar

  • El motor salta al acelerar

  • El coche responde más lentamente a la presión sobre el acelerador.

Una recomendación importante: evite viajar siempre en reserva, porque de esta manera somete la bomba de combustible de su automóvil a un estrés innecesario: como el tanque está casi vacío, la bomba aspira aire, funciona al ralentí y se sobrecalienta, yendo en contra inevitables fracasos.

4) Mal funcionamiento del freno

El sistema de frenado consta de muchas piezas que conviene revisar periódicamente para evitar averías más graves y riesgos graves para nuestra seguridad.

Son muchos los síntomas que no hay que subestimar, ante cuya apariencia sería bueno someter nuestro coche a un minucioso control:

  • El espacio y el tiempo de frenado son más largos

  • El pedal se hunde anormalmente

  • El coche vibra al frenar

  • Hay un molesto ruido metálico al frenar

Estos no son síntomas únicos y podrían deberse a diversas causas, como fugas de líquido en el sistema, desgaste de los discos, problemas con el servofreno y muchos otros, por lo que es fundamental acudir a su mecánico de confianza, para que pueda intervenir de la manera correcta, identificando la causa del mal funcionamiento.

 

 

5) Fallos del aire acondicionado

Si es cierto que el coche funciona silenciosamente incluso con el aire acondicionado averiado, igualmente es cierto que, en la temporada de calor, conducir un coche con demasiado calor o frío puede poner en riesgo considerable nuestra salud, incluso rebajando el umbral de atención, que es fundamental para un conducion segura.

Aquí hay algunas indicaciones sobre los síntomas de mal funcionamiento y las principales causas:

  • Si el aire acondicionado simplemente no arranca, es probable que el compresor se haya averiado.

  • Si las prestaciones son muy inferiores a las estándar, probablemente exista una falta de líquido refrigerante (el sistema, con el tiempo, puede presentar pequeñas fugas, debido a las continuas vibraciones del coche).

  • Si el rendimiento es suficiente, pero no en su mejor momento, podría deberse a filtros de polen sucios.

Nuestro consejo es evitar acudir a un mecánico en el último momento, y hacer revisar el sistema de aire acondicionado todos los años, antes del inicio de la temporada de calor.

 

taller confianza en fuenlabrada

Deja una respuesta