motor de coche

¿Su coche le ha dejado tirado en el peor momento? ¿Cree que puede arreglarlo por sí mismo? En ocasiones, repasar algunas averías básicas puede ayudarle a salir del atolladero. Le vamos a ayudar a encontrar la avería en el motor de su coche. Si puede arreglarlo por sí mismo ¡estupendo! Si no se ve capaz estaremos encantados de atenderle.

Las averías de coche más habituales que tratan nuestros mecánicos son las siguientes:

1 – Averías de coche por problemas con el sistema de ignición

 

Averías de coche por bujías desgastadas

Las bujías desgastadas o con una separación incorrecta son un problema común, porque la punta es delicada y las bujías tienen una vida útil relativamente corta. Si la separación de la bujía es demasiado grande, es posible que la chispa no siempre pueda saltar la separación entre los electrodos central y lateral. Si no hay chispa, no hay potencia en ese recorrido.

 

 

Averías de coche a causa de las bobinas de encendido

Las bobinas de encendido (y los distribuidores) convierten el relativamente bajo voltaje de la batería en el alto voltaje que necesitan las bujías. Estos componentes pueden desgastarse eventualmente debido al calor generado cada vez que se encienden. Si el aislamiento de la bobina de encendido se desgasta, toda esa electricidad puede perderse por un camino diferente, en lugar de ir a la bujía o al cable como se pretendía. 

 

 

Averías de coche por los distribuidores

Los distribuidores hacen  girar las piezas mecánicas que se encuentran en los coches antiguos, y como tales están sujetas a desgaste. A veces el carbono, los residuos o el agua se encuentran debajo de la tapa del distribuidor, obstaculizando la capacidad del distribuidor para transferir la chispa a los cables de la bujía. El agua en la tapa del distribuidor puede dificultar o incluso imposibilitar el arranque del vehículo.

Si el encendido es demasiado avanzado o retrasado, la chispa se disparará en el momento equivocado y podría causar una combustión incompleta y un mal funcionamiento del motor. 

Compruebe que el distribuidor esté bien ajustado con una luz de sincronización.

 

 

Averías de coche por los cables de las bujías

Los cables de las bujías son un modo de fallo común, ya que se desgastan incluso más rápido que las bobinas de encendido. Un cable de bujía desgastado puede disparar de forma intermitente, débil o no disparar en absoluto. Se pueden probar usando una luz de sincronización o un multímetro con una captación inductiva.

La captación se coloca alrededor del cable de la bujía y el dispositivo da una lectura cada vez que el cable se dispara. Si la luz de sincronización nunca se ilumina o el multímetro muestra un voltaje bajo o nulo,le va a tocar traer su vehículo al taller. .

Sin embargo, no descarte lo obvio. Asegúrese de que los cables de las bujías estén firmemente sujetos a las bobinas de encendido y a las bujías.  La corrosión puede dejar un espacio entre las bobinas, los cables y las bujías, causando que el motor falle en ese recorrido.

 

averias de coche

2- Averías de coche por problemas con el combustible

Un tanque de «gasolina mala» (octanaje incorrecto o gasolina vieja) puede causar un fallo de encendido. Los inyectores de combustible débiles o sucios pueden restringir el flujo de combustible en el cilindro, lo que conduce a una relación aire/combustible incorrecta. Un filtro de combustible obstruido provoca una baja presión de combustible que también puede limitar el flujo de combustible.

 

3 – Averías de coche problemas eléctricos

A veces el problema se debe a problemas eléctricos fuera del sistema de ignición, como el fallo de un sensor de flujo de aire masivo. Otros problemas de computadora o de cableado pueden bloquear las señales de la cantidad de combustible a inyectar, la sincronización de la inyección de combustible y la chispa, etc.

Los cables de las bujías generan una gran cantidad de frecuencias electromagnéticas (que es en realidad como funcionan los captadores inductivos). Las frecuencias electromagnéticas de los cables de las bujías a veces pueden causar ruido eléctrico que interfiere con otras señales emitidas por sensores cercanos o por la ECU, aunque no es un problema común en los vehículos de serie.

 

4 – Averías de coche por problemas mecánicos

Como hay muchas partes móviles en el sistema, el motor debe ser revisado también por problemas mecánicos. Las grietas pueden causar una fuga de vacío, la correa o cadena de distribución puede deslizarse y afectar la sincronización de la apertura y cierre de las válvulas.

Las piezas móviles como el pistón, la varilla y el cojinete del cigüeñal pueden romperse, y las piezas como los sellos de las válvulas, los resortes de las válvulas, las juntas y las culatas de los cilindros pueden desgastarse.

Los problemas de las válvulas son un problema habitual. La acumulación de carbono alrededor de los asientos de las válvulas de los cilindros puede impedir que se cierren completamente. Una válvula de EGR que falla puede atascarse, lo que devuelve los gases de escape al colector de admisión o permite que la mezcla aire/combustible escape antes de ser encendida.

 

averias de coche

Deja una respuesta